Fofuchas solidarias para llenar de ilusión a niños enfermos de cáncer

Fofuchas para Princesas CalvasConoceréis aquella petición que envió una niña con cáncer a Disney para que hicieran una película con una princesa calva. Calva, sí. Sin pelo. Para mostrar su solidaridad con todas aquellas princesitas de verdad, de carne y hueso, que estaban padeciendo el cáncer o los efectos de su curación (uno de ellos, como sabéis, la pérdida del cabello).

A día de hoy Disney no ha estrenado ninguna película que se hiciera eco de la petición de la niña. Elsa y Ana, en Frozen lucen espléndidas cabelleras. Lo importante es que la idea de la niña corrió por las redes sociales y movilizó la iniciativa de “Princesas Calvas”, que ha derivado en la elaboración de muñecas y juguetes hechos a mano para regalar a niños ingresados en hospitales por esta terrible enfermedad.

Hemos contactado en nuestra ciudad, Salamanca, con Loren Francho. Loren es una de las colaboradoras de Princesas Calvas en Facebook sin ningún ánimo de lucro que se dedica a colaborar para que ningún pequeño ni pequeña ingresados por cáncer se quede si su fofucha, esa simpática muñeca hecha con recortes de goma eva. También nos dice que admiten cualquier aportación consistente en material para realizar las muñecas, mano de obra (voluntarios y voluntarias) e ilusión (“no se trata de money“, advierte Loren). Para ver de qué otras formas podéis colaborar, podéis contactar directamente con el grupo en Facebook o solicitar uniros.

Loren nos cuenta que para poder facilitar la organización a nivel nacional de todo el evento se han creado una especie de subgrupos, donde se organizan a nivel mas local, y como es lógico en Salamanca tienen el suyo Princesas Calvas Salamanca, en el que ya cuenta con 21 colaboradoras.

Nos encantaría que la iniciativa se extendiese por todo el mundo, la verdad.

Hace un tiempo te contamos que un oncólogo de una provincia de Argentina que trabaja a diario en el hospital con niños con cáncer nos había dicho que las frases de nuestra fanpage en el Face le servían de motivación y alegría tanto a él como a los niños. Desde entonces no pasamos ocasión de ayudar a estos pequeños como nos sea posible.

Cuéntanos más iniciativas en las que podamos ayudar. Mientras tanto deseamos mucha suerte a Loren y a su grupo.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.