5 factores para descubrir tu verdadera vocación como estudiante

Motivación para EstudiantesEl esfuerzo abre el entendimiento. Tiene humor que digamos esto los del Rincón del Vago, ¿verdad?

Pero no es más que el fruto de la experiencia. Es lo que dan lo aí±os…

Y si podemos transmitir a los demás esa experiencia para evitar sufrimientos y caminos largos y penosos, pues mejor. ¿No?

Sí­, en efecto. Es el esfuerzo de la investigación, del estudio, de trabajarse los temas para aprenderlos, de ampliar tus apuntes con nuevas lecturas, etc, lo que va haciendo que se abra nuestro “coco” para asimilar mejor los conocimientos, para que cada vez nos cueste menos estudiar y que todo el contenido que tenemos que memorizar casi obligados, cale en nosotros, nos empape, dure para siempre.

Pero para estudiar a gusto, para que puedas abrir tu mentalidad a todo lo positivo que te va aportar el estudio sin que lo veas como una obligación insoportable, es necesario un poco de inspiración. Inspirar, iluminar el pensamiento, mover la voluntad de otro. ¡Qué chulo!, ¿no?

¿Significa esto que necesitas que alguien o algo te motive?. Digamos que no es del todo cierto. Se necesita motivación, sí­, pero no te tiene que motivar nadie. ¡Te tienes que motivar tíº!

Teniendo esto claro te ofrecemos 5 claves de positividad y buen rollo:

  1. Descubre qué te motiva. Sin esto es muy difí­cil ponerse en camino. Porque si no sabes para qué caminas, ¿por qué caminas? ¡con lo bien que ese está echado en el sofá!
  2. Date incentivos. Créate tu pastillita de chocolate como recompensa. Date premios cuando cumplas un reto o llegues a un logro, ¡claro que sí­!
  3. Mueve ese cuerpo serrano. Activa neuronas, regenéralas, dile a tu corteza cerebral que estás vivo. Cuida el contenedor para que el contenido viaje seguro ;)
  4. Ten momentos de vida interior. Es muy importante. Párate de vez en cuando a analizar qué estás haciendo, cómo lo haces, qué puedes mejorar, qué esperas de la vida, y adónde quieres ir. Las cosas importantes realmente.
  5. Llega al éxito superando el fracaso. Dicen que el camino del éxito es exactamente el mismo camino por el que has transitado con dolor sobreponiéndote a derrotas y miserias. Todos tenemos de eso. Sabes de lo que te hablo, ¿verdad? Recuerda: levántate siempre una vez más de las que te caes. Eso es éxito.

Un bonus a esta dosis dependerí­a de tu profe, de tu educador, de la persona que va a enseí±arte lo que todaví­a está oculto para ti en tal o cual asignatura, materia, profesión… lo que sea. ¿Tiene tu profe vocación de ayudarte a descubrir?, ¿es feliz con su oficio?, o, en cambio, ¿es un profe zombie?

Comparte tu receta de éxito y motivación con nosotros.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.