Los vagos también pueden estudiar oposiciones

Algunos, al terminar sus estudios, deciden seguir encerrados en casa y haciendo amistad con tochos interminables de libros o apuntes y se ponen a preparar una oposición. La meta es lograr un empleo en alguna Administración o un puesto en algíºn organismo píºblico.

Uno de los principales atractivos de los empleos píºblicos es, sobre todo en el panorama actual de crisis económica e incertidumbre laboral, la posibilidad de acceder a un puesto de trabajo estable, de esos de los que ya sólo sales cuando vayas a jubilarte y de los que nadie te echa a no ser que seas un zote redomado que incurra en responsabilidades sancionadas. Pero hay más alicientes para no acabar de calificar del todo una oposición como centro neurálgico del masoquismo más exquisito: los “moscosos” o dí­as de permisos pagados, los sistemas de promoción interna para ir ascendiendo en el escalafón funcionarial, las oportunidades de conciliación, sin reparar en que, por ejemplo, es más fácil que el Banco de tu barrio te dé el crédito para comprar un coche, una moto… o un piso, siendo funcionario y, por tanto, teniendo una nómina que se presume, en principio, “eterna”. En fin…

Sean cuales fueren las razones que te han llevado a las oposiciones que vas a comenzar, desechando otras opciones tan loables y válidas como abrir tu propia empresa o buscar empleo en el sector privado, que podrí­an suponer mayores ingresos económicos que un empleo píºblico (dependiendo de sectores, categorí­as, etc), nosotros queremos ayudarte para que, al igual que con la “Empollologí­a para Vagos” te redimimos de ser un estudiante inmortal y repetitivo, pues no pases más aí±os de los debidos delante de los apuntes, libros, textos y demás material de tortu…, de estudio que te sepultará en tu cuarto durante la preparación de la oposición.

Te presentamos un tí­tulo de nuestra colección de libros: “Oposiciones para vagos“. En sus páginas amenas pero rigurosamente ciertas encontrarás la explicación sobre todo lo que hay que saber antes de inscribirse en la preparación de unas pruebas selectivas para acceder a puestos píºblicos y también planteamos la forma ideal de currarse las oposiciones para que no sean infernales: consejos, motivación, técnicas de estudio, claves del éxito, organización, métodos de trabajo, estrategias, mentalización y mantenimiento de la moral, casi, casi lo más importante.

Ya sabéis, por cierto, que todos los libros de nuestra colección El Rincón del Vago son de bolsillo y escritos en un estilo totalmente sencillo y asequible. Pero como el estudiante es una especie con pocos recursos, lo mejor de todo, es que el precio del libro no se escapa a vuestra economí­a ;)

Por si fuera poco, el libro contiene llamadas a recursos extra que encontrarás en nuestra web del Rincón del Vago, en su correspondiente Vagoteca: ejercicios prácticos, técnicas de relajación, etc

El otro dí­a conocimos a alguien que después de terminar la carrera ha pasado otros 21 aí±os de su vida opositando para ser Notario y Registrador de la Propiedad. ¡Muy bien, muy bien, olé!, pero seguro que a nosotros no nos pillábais intentado superar esta hazaí±a…. ¿Creéis que merece la pena? Por muy delicioso que sea el fruto, ¿dónde quedan los aí±os que se ha tardo en recolectarlo?

Sitios para comprar “Oposiciones para vagos“:   Casa del LibroAmazon

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.