Mantén el hábito de lectura durante este verano

Durante el verano nos volcamos en la diversión y dedicamos todo nuestro tiempo a liberarnos de los confines de las aulas a sabiendas de que el invierno es muy largo y el nuevo curso espera a la vuelta de agosto. Pero no es cuestión de dinamitar todo lo que sabemos ni empobrecernos hasta tal punto que no toquemos ni un libro ni, por qué no decirlo, disfrutemos de la lectura tanto como de una serie de televisión o una buena pelí­cula.

Por eso, ahora que vagarás de la playa a la montaí±a o te apuntarás a cualquier fiesta que se te ponga a tiro sin pensar en nada que tenga que ver con apuntes o trabajos, te seguimos recomendando que leas. No solo para no perder facultades de aprendizaje ni rapidez lectora, sino también como otra ví­a de diversión.

Algunos de los tí­tulos que te proponemos para el verano, por si no los has leí­do, tienen que ver con grandes clásicos de la literatura espaí±ola o universal, obras que se han consolidado en la cumbre de las letras y que siempre nos dejan pensamientos brillantes o enseí±anzas imborrables. De muchas de esas obras hemos realizado trabajos sistemáticos de análisis y comentario de texto en nuestras Aulas de Literatura, que desde ya te invitamos a revisar.

Vamos con 5 recomendaciones

Robinson Crusoe

Robinson quizás es el náufrago más conocido de la historia gracias al magistral relato de Daniel Defoe. Con casi 3 siglos a su espalda esta narración no ha perdido frescura para contar el detalle de lo que es la soledad en una isla tras un accidente marí­timo y sigue siendo objeto de míºltiples versiones e interpretaciones en televisión y cine. Esperamos que no digas que vas a esperar a ver la peli desechando el libro ;-)

El principito

Si no queréis meteros en una novela larga y buscáis un formato breve pero concentrado os gustarán las enseí±anzas que se pueden desgranar de otra inmortal obra de Antoine de Saint-Exupéry. El amor, la amistad, el sentido de la vida, la naturaleza del hombre y otros temas existencialistas desde la óptica de un nií±o… no tan nií±o.

El camino

Con lenguaje del que entendemos tíº y yo, cuenta la historia de Daniel, el mochuelo y la historia de un pueblo espaí±ol de montaí±a. Esta novela de Delibes tiene mucho encanto en su extrema sencillez. Yo me la he releí­do 3 ó 4 veces. Imprescindible.

Viaje al centro de la tierra

Si eres de los de “Mira, es verano, a mí­ que no me cuenten dramones y dame aventura”, esta novela de Julio Verne es tu libro. Verne siempre fue un visionario que acertó a vislumbrar cosas imposibles en su tiempo. Con este libro nos hizo soí±ar que hay otro tipo de vida dentro de nuestro planeta en vez de un níºcleo de fuego y magma. Sencillamente alucinante.

El retrato de Dorian Gray

Pero si lo que necesitas es un poco de misterio romántico en tu vida veraniega, te recomendamos este libro de Oscar Wilde. Belleza y palabras inmortales rompiendo con la moral de su época, que ya han quedado para el recuerdo.

Esperamos sinceramente que no te amuermes de tanta farra este verano. Luego te serí­a más difí­cil remontar el tono idóneo para estudiar. La lectura no es tan exigente como te parece y hasta puede divertir como el mejor videojuego. ¿Haces la prueba? ;-)

También podría gustarte Más del autor

2 Comentarios

  1. Aprende A Tu Ritmo dice

    EL hábito de la lectura es imprescindible para aprender…..además de aprender cosas nuevas, incluímos palabras nuevas a nuestro vocabulario….os animo a leer…..Muy buen post! Un saludo, María.

  2. La formación más práctica para aprovechar a tope el verano está en Internet - Blog de El Rincón del Vago

    […] El verano es tiempo de descanso, aventura y diversión. Es tiempo para viajar, estar con amigos que no vemos durante el curso, salir de casa, y de renovar fuerzas, porque siempre hay que recomenzar. Sabiendo que las vacaciones no son eternas conviene no descuidarse. Siempre os hemos dicho que entre diversión y descanso hay que poner en marcha las neuronas de vez en cuando, despabilarlas suministrándonos alguna actividad que estimule nuestra capacidad intelectual, entre ellas la lectura. […]

Los comentarios están cerrados.