10 ejercicios para volver a la rutina de clases

Recupera el ritmo de las clases ¿Has vivido al máximo en vacaciones y volver a la rutina de trabajo es como si te adentrases en un tíºnel donde falta el aire? ¿La vuelta a las clases y al horario te producen un extraí±o hormigueo que no es nada, pero nada agradable? Tranquilo, amigo vago, porque te proponemos 10 jugosas claves para que la transición entre los mundos de la fiesta y el trabajo productivo se realice sin ningíºn trauma. Vamos a ello, ¡suavemente! ;-)

Recuperación paulatina de la rutina

Lo tí­pico. Llegas el primer dí­a a clase con las pilas cargadas y desbordas tu energí­a hasta en el más mí­nimo detalle. Casi dirí­amos que derrochándola. Quieres cepillarte en la primera semana todos tus buenos propósitos de aí±o nuevo y te entregas con dedicada pasión a cumplir tus objetivos en el menor tiempo posible. Bueno, pues lo normal es que este tipo de “pasión” incendiaria te queme en menos de un par de semanas.

En lugar de esos arrebatos productivos que no suelen llegar muy lejos, te recomendamos que te sumerjas en la rutina de tus tareas de clase poco a poco, experimentando las sensaciones propias de la vuelta al cole y acomodándote al ritmo de trabajo paulatinamente, adaptándote a los acontecimientos segíºn se produzcan, sin que te venza la ansiedad (que desgasta muchoooo).

Ponte en sintoní­a con los horarios de trabajo

En estas fiestas y vacaciones te “has soltado la melena” y el reloj (también el despertador) ha sido poco menos que un elemento decorativo. No habí­a prisa para acostarse y cualquier actividad del dí­a podí­a ser realizada sin premuras y sin prisas.

Pero ahora vuelven los horarios a tomar el papel protagonista y van, lo quieras o no, a regir tu vida. Puedes ir a remolque, o bien tomar hábitos productivos para que los acontecimientos, eventos, citas o las clases no te produzcan tanto estrés.

Descansa

También en vacaciones se nos ha desplazado bastante de su “sitio habitual” la hora de irse a dormir. Claro, ¡y la de levantarse!

Esto conlleva que la primera semana de vuelta a clase notes el cansancio tí­pico de haber dormido pocas horas y puedas llegar a sentir que con tan solo unos pocos dí­as de rutina ya te sientes agotado. El remedio más efectivo y milagroso es el descanso: no te empeí±es en realizar por la noche esas tareas que no te ha dado tiempo a lo largo del dí­a. Es decir, no le robes tiempo al sueí±o ;-)

Haz algo nuevo

Es difí­cil sobrellevar la rutina cuando tienes la sensación continua de que vuelves “a lo mismo”.

Siempre te decimos que “al que hace lo mismo que hace siempre, ¿cómo le irá? Pues como siempre”.

Introduce en tu nueva vida, simbolizada con el Aí±o Nuevo, un reto novedoso, llámalo X (practicar un deporte nuevo, un curso de algo que te fascine, quizás un viaje, etc, etc) que ilumine tus dí­as de tedio. No te vamos a engaí±ar: los habrá. Y es preciso que tu ilusión esté por encima del aburrimiento. Si no es así­, va a ser muy difí­cil “tirar de este carro”.

Rufo con bloqueo mental por la vuelta al colePautas para recobrar la concentración

Seguramente, los primeros dí­as de clase tendrás la sensación de estar “desconectado”, de que tienes la cabeza en otro sitio. Es absolutamente normal. No se deberí­a luchar contra los buenos recuerdos de las vacaciones.

En lugar de eso, recondíºcelos, guárdalos como algo positivo, e instala ciertos ejercicios de concentración que te ayuden a realizar efectivamente tus tareas los primeros dí­as de vacaciones.

Ten en cuenta que si resuelves tus tareas con eficacia, empleando el menor tiempo posible en ello, recuperarás buena parte del dí­a para hacer cosas que te gusten y que te motiven: desde estar con tus amigos, hacer deporte o ver una pelí­cula.

Deporte

Yo sin este factor, el “factor Deporte”, no sé si sabrí­a vivir. La práctica de cualquier deporte va a estimularte al máximo, es el más sano y efectivo antidepresivo del mundo, gracias a la liberación de endorfinas, a las que te volverás sanamente “adicto”.

Busca un hueco en tu apretada agenda escolar para correr, nadar, hacer bici o ir al gimnasio. Tu salud fí­sica (y mental) te lo piden a gritos :D

Gestiona tus tareas

A ver si por fin este aí±o nuevo es ese donde decides gestionar de forma ordenada tus tareas y proyectos. Sigue nuestros consejos de productividad para estar al tanto de las recomendaciones que damos sobre el uso de programas o aplicaciones, métodos diferentes de gestión de tareas y novedades que los expertos en esta área de productividad van descubriendo. Trabajar un poquito este campo puede proporcionarte extraordinarios resultados.

Establece objetivos a corto plazo

Está clarí­simo que en vacaciones elaboramos listas de propósitos demasiado ambiciosas. Cuando volvemos a la rutina, esos propósitos se nos antojan desmedidos, a veces irrealizables, y desistimos de intentar cumplirlos al cabo de un breve espacio de tiempo.

Redimensiona tus propósitos, tus objetivos del aí±o, una vez estés inmerso en la rutina, con los “ojos” de la realidad del dí­a a dí­a. De verdad es así­ como se establecen metas prácticas y medibles. Mucho mejor el corto plazo. Con pasos “cortos” avanzarás más lejos

Mantén un espí­ritu de optimismo

En todo este proceso de recuperación de la rutina y de la reincorporación “suave” al trabajo, es decir, una vuelta a las clases no traumática, juega un papel fundamental la actitud. Tanto que le atribuimos hasta un 90% de la importancia.

Hemos de ser muy conscientes que, tal como es la vida, los tiempos de vacaciones y de descanso son bastante inferiores a los de trabajo. Entonces hay que procurar llevar el tiempo de trabajo lo mejor que podamos, con actitud positiva, con tolerancia al cambio y con una fortaleza de ánimo que nos ayude a ser mejores personas, curtidas en situaciones difí­ciles.

No te agobies si alguno de estos consejos funciona

Efectivamente. Esto no era más que una lista personal de consejos que a mí­ me dan resultado o me motivan. Pero no tienen por qué ser la panacea o el remedio mágico para todo el mundo.

Puedes tener tu propia lista de motivantes para enfrentarte a la rutina de las clases y del nuevo aí±o.

Y recuerda que tienes abiertos los comentarios para compartir con nosotros esos consejos que a ti sí­ te funcionan.

Desde Salamanca, cuna y casa de este Rincón, ¡muy feliz aí±o nuevo, amigos vagos!

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.