10 consejos de oro para hacer un gran final de curso

Consejos para fin de CursoYa vemos el horizonte algo más cercano. ¡El final de curso! Las ansiadas vacaciones y el descanso.

Pero antes de relajarnos una buena temporada conviene dar lo que en ópera llaman el “do de pecho”, lo mejor de uno mismo, no solo para aprobar exámenes o sacar buenas notas, sino también para demostrarnos a nosotros mismos que hemos vencido a nuestra propia pereza y hemos logrado el resultado propuesto.

Quizá esto sea la “verdadera lección” del curso. No solo de asignaturas aprende un estudiante, ¿verdad?

Hemos licuado en el exprimidor diversos mensajes que te hemos ido dando en el blog para obtener el mejor zumo de consejos que relancen lo mejor de ti, ahora que te toca hacer ese sprint de recta final. ¡Bébelo, que es sano y no engorda! ;-)

Vence tu resistencia y deja de ponerte excusas

Siempre decimos que nunca es tarde para cambiar y ahora, al final del curso académico, puedes demostrar que no tiras al traste toda la preparación recibida. Basta con cambiar el “lo hago luego” por un enérgico “ahora puedo”. Te saldrá todo seguido, ya verás…

De menos a más y al final ¡a tope!

Si nos has venido leyendo a menudo observarás que hemos querido decirte que la productividad no se logra por obra del azar o por una intervención mágica. Uno se vuelve productivo siendo productivo: primero con proyectos pequeí±os y acabándolos, luego yendo a por proyectos más grandes, y acabándolos, y así­, incrementando la dificultad de los “fregados” en que nos vamos metiendo.

Quizá ahora, al final, ya no haya tiempo para melindres y te toque jugar tus mejores bazas, dando todo lo que puedas para convencer y para convencerte a ti mismo.

Sé claro

No hay manera de avanzar en el camino productivo sin claridad. Claridad en el objetivo a alcanzar ( ¿todaví­a estás indeciso o querrí­as haber cambiado de especialidad, de asignaturas, de vida…?), y claridad en los métodos. En un sentido más especí­fico, claridad como limpieza y minimalismo en tu cuarto de estudios: sólo lo básico para que el repaso de los exámenes finales te sea más cómodo.

Tíº eres tu propio coach

Aquí­ nadie va a controlarte. Eres el jefe. Eres autónomo y un poco “Juan Palomo, yo me lo guiso, yo me lo como”. Esto es una gran responsabilidad porque estás al frente de tus posibilidades de éxito y tienes también la llave que lleva a la borda por la que tirar todas tus ilusiones. Administra bien tu tiempo y sé incluso duro contigo mismo cuando veas que gana tu lado holgazán. Si vences esos ataques de “vaguerí­a” que nos dan a todos, permí­tete en otro momento una recompensa ;-)

Ayíºdate de la Tecnologí­a

Además de posible fuente de distracciones, que hay que tener oportunamente dosificada, las tecnologí­as pueden ayudarte muy mucho en el curso y al final del mismo. Piensa en las infinitas posibilidades: redacción de documentos con más limpieza y rapidez que a mano, recopilar ideas rápidamente, gestión de tareas en un programa especializado o en una app para tu smartphone, o automatizar tareas repetitivas, ya que hay programas y flujos de trabajo maravillosos para esto íºltimo.

Claves productivas

Sigue un método

Llegar a final de las clases y a exámenes finales o a pruebas selectivas importantes sin un método bien aprendido es como ir por la vida como pollos si cabeza… No queremos darte una charla larga ahora mismo, pero quédate con estas tres fases cuando tengas que analizar tus tareas:

Recopila la información – Ordena la información – ¡Haz!

Subraya la fase 3 ;-)

Urgencia no es importancia

Tí­pica confusión que genera muchos destrozos: tratas de atender lo urgente, lo que viene con prisa y te distrae de tu foco, y dejas en segundo plano lo importante. Trata de corregir eso, con buen criterio. Igualmente no confundas velocidad con productividad; productividad no es hacer las cosas más velozmente, se trata de organizar tus tareas de la forma más eficaz para que tengas todo controlado y no funciones a rachas.

Lo que se mide, se controla

¿Haces seguimiento de tus logros? ¿Cómo sabes que te aproximas a tu objetivo? ¿Sacas un dedo al viento? No te engaí±es. Uno tiende a ser benevolente consigo mismo y a percibir que va bien, pero muchas veces eso objetivamente no es así­ y luego nos encontramos con sorpresas desagradables. Piensa que el estudio es tu empresa y mide y analiza todos los factores que la hacen “sobrevivir en el mercado”. Te dejamos por aquí­ una Matriz DAFO chulí­sima.

Implementa nuevas ideas

Quizá alguno de estos consejos te haya dado una luz. Pero quizás también te guste leer otros blogs de productividad, a gente emprendedora y despierta siempre con buenas ideas o patrones de éxito que te gustarí­a incorporar a tu “mochila productiva”. Nunca te cierres a la posibilidad de que otras maneras de hacer sean mejores que la tuya. Nunca se sabe las riquezas que se pueden descubrir.

¿Te gustarí­a compartir con nosotros tus consejos más eficaces? ¿Te preparas de alguna manera especial para el fin de curso? No dudes en dejarnos tu comentario, amigo vago ;-)

También podría gustarte Más del autor

4 Comentarios

  1. VAGO #1 dice

    Buenos consejos!

  2. Maria M Mancera F dice

    …BUENÍSIMO BÁSICAMENTE GRACIAS A ESOS CONSEJOS Y AL CONSTANTE APOYO DEL VAGO YA LOGRE EL GRADO EN ADMINISTRACION…THANK YOU! AL RINCÓN DEL VAGO

  3. Leslie Escobar dice

    En mi opinión este tema esta muy interesante y es muy bueno para los jovenes ya que asi nos dan consejos a mi me gusto

  4. Steven Baide dice

    Muy buenos consejos para seguir!!! XD Gracias por el Aporte…

Los comentarios están cerrados.