Suscríbete

Artículos con la etiqueta Gestión de tareas

Hoy me voy a comer mis tareas¿Qué tanto de realización hay en un simple propósito? ¿En un propósito vestido de intención pero hueco de acción? Nada. Tener un propósito no significa para nada poner en marcha una tarea ni realizarla.

Creednos cuando os decimos que el aspecto clave de la productividad de un estudiante es conseguir que las tareas previamente apuntadas y gestionadas en nuestra libreta o en una bonita aplicación de ordenador o smartphone, den comienzo, se inicialicen de tal manera que ese movimiento iniciador lleve a la feliz conclusión de las mismas. Apuntar es muy útil porque no nos dejamos llevar por la improvisación o el azar, mover las tareas de un sitio a otro o barajar papeles puede darte la falsa sensación de movimiento, de actividad productiva, pero aquí lo que importa es que te pongas con el trabajo real y lo termines. Pero, te preguntas, “¿Cómo se hace eso?continua leyendo…

Tres preguntas para mejorar estudiosLa fluidez es una característica básica de ese tiempo de calidad que necesitas para que tu estudio y las horas que dedicas a hacer trabajos, a repasar para un examen o a transcribir apuntes no sean una endemoniada tortura.

Ssi tuviéramos que elegir un desencadenante o un factor principal de esa fluidez en tu tiempo de trabajo, un propiciador nato para que tu aprendizaje se desarrolle como coser y cantar, nos quedamos sin duda con la atención. continua leyendo…

Rufo el filósofo y el ingrediente secreto de la vaganciaEstamos asombrados porque últimamente hemos encontrado muy buena aceptación de los posts que lanzamos en este blog dirigidos a organizar un poco mejor tu vida como estudiante y sobre todo a salpicarte de buen rollo, positividad electrizante y optimismo de cara a tus exámenes. A exámenes no solo académicos, sino a todo tipo de pruebas que nos va poniendo la vida. Hoy te traemos esa fórmula ;-)

Y estamos asombrados porque nosotros consideramos estas pautas de lo más natural para tomarnos la existencia como un regalo y aprovechar bien el tiempo, currando duro pero solo lo suficiente para resolver con eficacia nuestras tareas. continua leyendo…

Rufo supermotivadoDe alguna forma estudiar es como emprender un negocio en solitario y desde cero, desde la nada, donde tu mayor competidor es lo que quieres llegar a ser. Uno no termina nunca de prepararse, de formarse y de aprender. La educación dura toda la vida.

Esfuerzos tan continuados y sostenidos en el tiempo, no serían posible sin esa fuerza interior que nos impulsa a movernos para lograr nuestros objetivos: aprobar todo, pasar de curso, sacar una buena nota, lograr una beca… En otras palabras, no seríamos capaces de nada sin motivación. continua leyendo…

Rufo manos a la obra en Año Nuevo
Parece mentira que unos vagos como nosotros te digan esto pero, de verdad, no hay mejor forma de empezar el año que poniéndose manos a la obra.

Llevamos unos 10 días desde que hemos comenzado el año y muchos de nosotros ya habremos incumplido uno o varios de esos propósitos que nos prometemos cumplir sí o sí nada más decir ” Happy new year!“. Somos humanos y los humanos erramos y nos rodean una serie de inconvenientes y de azares de la vida (las circunstancias) que van minando nuestra fuerza de voluntad. Es absolutamente normal y no hay que atormentarse por ello. continua leyendo…

Escritorio ideal para trabajarCuando imaginamos el escritorio ideal donde hacer nuestras tareas o sentarnos a estudiar suele ser algo como en imagen: ordenado, estético, minimalista y con ordenadores y dispositivos de última generación como puedan ser los de Apple (o pon aquí tu marca favorita)

Pero la realidad nos devuelve a una mesa llena de papeles, objetos de papelería diversos y un batiburrillo de cosas de las que no queremos desprendernos y que hemos ido coleccionando a lo largo del curso como si padeciéramos el síndrome de Diógenes. continua leyendo…

Rufo teme afrontar sus tareas claveCuando nos planteamos ponernos a estudiar en serio y sacar adelante nuestras tareas de clase (trabajos monográficos, pasar a limpio apuntes, subrayar ideas principales, memorizar datos importantes, etc) todos tenemos buenos y malos días. La productividad está supeditada a la humanidad y la humanidad, como todos sabemos, es imperfecta

Sabiendo que hemos de compaginar días buenos con días malos, lo interesante es conocer las pautas de trabajo y estudio que pueden hacernos conseguir una media más que interesante de días productivos, en los que, invirtiendo el menor tiempo posible consigamos los máximos resultados. continua leyendo…

Rufo es su propio profesorNo en todos los sistemas educativos ni en todos los centros de enseñanza es así, pero muchas veces las figura del profesor se limita a un señor que nos imparte unos conocimientos y nos pone un examen al final para evaluar si hemos aprendido lo suficiente sobre un tema. Esto último es más frecuente en aulas masificadas donde los maestros no tienen la capacidad para conocer y evaluar de forma más personal a cada uno de los alumnos, o de hacer una tutoría de seguimiento más prolongada, acorde al día al día del curso.

Si estás en uno de estos casos y, comprobado que quejarse o los lamentos valen para bien poco, te proponemos que busques una solución para tu desamparo académico diario continua leyendo…

Rufo y sus tareas de veranoLeyendo y leyendo se conocen nuevas cosas y estos días hemos tropezado con un libro de la autora SARK (acrónimo de Susan Ariel Rainbow Kennedy), titulado “Juicy Pens Thirsty Paper (algo así como “Jugosos lápices, papel sediento”). Pasando las páginas de este libro nos hemos encontrado con un curioso y creativo método para ir cumpliendo con las tareas y los proyectos profesionales, pero que también podemos aplicar como estudiantes que cuentan con escaso tiempo y están realmente ocupados, o aquéllos en los que otras técnicas de gestión de tareas han fracasado rotundamente.

La autora SARK plantea la idea de trabajar en “micromovimientos“. continua leyendo…

Rufo no respeta los descansosSin duda la preparación de la fase final del curso y de los temidos exámenes es una de las cuestiones que más preocupa a los estudiantes que visitan nuestro blog y la web del Rincón del Vago en estas fechas.

Hay que dejar un montón de trabajos listos para entregar, resúmenes de libros, proyectos que rematar, y todo ello se junta con la esforzada memorización de los enormes bultos de apuntes recopilados a lo largo del curso. Evidentemente, las horas del día son limitadas y por eso muchos recurrís al comercio de tiempo con el sueño.

Creemos que quitarte horas de dormir es un gran error. Estás privando a tu organismo del mecanismo del necesario “reinicio“. continua leyendo…