Sabes que de vez en cuando nos gusta hacer un repaso de todo lo que hemos visto hasta ahora en nuestras secciones de técnicas de estudio y de productividad para estudiantes. El repaso es algo fundamental a la hora de estudiar apuntes, ya que fija en la memoria todo lo aprendido y creemos que hacer un breve artículo con los puntos fundamentales de la técnica estudiantil básica que machaconamente hemos tratado en el blog,  te puede hacer perder definitivamente esa aversión que tienes a ponerte debajo del flexo a estudiar los apuntes.

Si a estas 10 recomendaciones básicas para mejorar en tu estudio añades una pizca de relajación y unas cuantas técnicas de concentración, el mejunje resultante será una sensación de satisfacción a la hora de ver que progresas en clase y de que estudiar no se te hace un infierno lleno de chamusquina y dolor de cabeza.

Aquí van tipo esquema esas habilidades o técnicas de estudio básicas. Toma nota:

1-. Busca para estudiar un lugar tranquilo, bien iluminado, ordenado y con muebles adecuados. Procura que tu mesa sea amplia, la silla cómoda y la luz suficiente y que no sea tan intensa que haga daño a tus ojos. Ten la mesa lo más despejada posible quitando aquello que no sea esencial para esa sesión de estudio concreta.

2-. Antes de sentarte a estudiar, decide si realmente lo quieres hacer (es el momento idóneo o vas a pasar olímpicamente de aprender mientras estás acorralado entre folios)  y ten siempre presente tu motivación última para estudiar. Sé positivo, evita derrotismos anticipados.

3-. Concentración. Saca de tu cuarto y de tu mente todo aquello que no necesites para estudiar ahora mismo. Ya eres mayorcito, sé hábil para detectar cualquier cosa que te pueda distraer o que te haga levantarte de la silla cada dos por tres.

4-. Mantén una dieta equilibrada, evita comidas pesadas, pero no tanto que vayas a estudiar con hambre y tengas que ir al frigorífico a picar en medio de una fructífera sesión de estudio. Tú mismo descubrirás qué te viene mejor y peor en esa dieta, pero en principio es bueno que no abuses de grasas y dulces. Ten siempre tu botellita de agua encima de la mesa: hidrátate con frecuencia, sobre todo en sesiones largas.

5-. Sé regular haciendo ejercicio. Si te lo puedes permitir sal a pasear una hora cada día. Si tu deporte conlleva más gasto, alterna los días para hacerlo. El ejercicio físico es esencial para una buena oxigenación de la sangre, mantiene en forma tu cabeza y hace la puesta a punto de todo tu organismo.

6-. Duerme entre 7 y 8 horas diarias. Dormir menos te agotará y mermará tu capacidad de atención. Dormir más de ese tiempo te amuermará, justo lo que no queremos.

7-. Fundamental. Organiza tu horario de estudios. Es tu plan de ataque. Sin él toda estrategia es alocada y destinada al fracaso. Yo que tú imprimiría ese horario y lo tendría presente siempre.

8-. Trata de disfrutar con lo que haces. Como te decíamos, mantén un actitud positiva, que fluyan tus ganas de aprender, de mejorar realmente tu situación anterior para superarla y lograr tu objetivo. Utiliza varios sentidos a la vez mientras estudias, para mejorar tu nivel de atención.

9-. 10 minutos por hora. Es la regla clave de los descansos. No la rompas bajo ninguna circunstancia. Esos pequeños descansos son la clave, la gasolina para que puedas seguir tirando millas sin que el cansancio lo eche todo a perder. Durante esos 10 minutos no hagas nada que pueda distraerte del hilo de tu estudio (internet, móvil, tele, juegos, etc). Mejor haz algún ejercicio de relajación y estiramientos de cuello, brazos y espalda.

10-. Planifica también el largo plazo. Además de realizar tu horario del día o semanal, conviene que te libres de futuros agobios desde el primer momento, haciendo un plan de estudios anual, o por evaluaciones, o trismestres. Ver lo que se avecina antes de tiempo es un paso adelante para ganar tu batalla.

Como siempre, te proponemos que en el espacio para comentarios nos digáis qué técnicas de estudio o a qué trucos recurrís vosotros para hacer que la tarea de estudiar se dulcifique o no sea tan agobiante como nos parece. ¿Voluntarios? ;)