Eligiendo la mejor técnica de estudio

Elige tu técnica de estudioCon las ideas que te hemos venido dando en este blog te hemos facilitado las piezas suficientes para que ensambles tu propia manera de hacer las cosas, tíº método de estudio personal, íºnico e intransferible. La decisión es tuya.

Digamos que hasta ahora has sido un receptor pasivo de nuestros consejos para estudiantes, pero sin que lo sepas, hemos introducido en ti un germen de motivación y energí­a, suficiente para que venzas la pereza y te pongas manos a la obra en la construcción de una genuina base para que tengas éxito en los estudios.

Te toca ahora elegir. Primero y antes que nada, elegir a dónde quieres llegar. ¿Cuáles son tus objetivos? ¿Los tienes claros? Suponemos que tendrás en tu habitación de estudios un corcho donde habrás pegado con chinchetas un papel con tus 10 metas para este curso. Bueno, 5 como mí­nimo. Objetivos claros y conseguibles, no desideratas imposibles. Si no sabes a qué puerto quieres ir, puedes navegar a la deriva hasta lo indecible…

Te toca elegir cómo vas a medir si vas logrando o no esos objetivos a lo largo del curso. ¿Con qué rasero te vas a calificar? ¿Te vas a conformar con el nivel bajo o vas a optar por darte un poquito de caí±a a ver hasta dónde eres capaz de llegar? ¿Vas a ser indulgente o duro contigo mismo? ¿Vas a hacer un control semanal o prefieres la periodificación mensual? Si detectas una tendencia negativa, una desgana, una distracción del cauce correcto, ¿qué medidas vas a tomar? ¿Sabrás reconocer los primeros indicios de fracaso escolar?

Elige tu técnica de estudio
Elige tu técnica de estudio

Te toca elegir el camino y el equipaje que llevarás para ese camino. Ahora sí­. ¿Cuáles van a ser tus tácticas de estudiante para memorizar, comprender, retener y aprender? ¿Tendrás calma para hacer una lectura atenta y lenta de los apuntes antes de intentar retenerlos sin comprenderlos? ¿Cuál es tu biorritmo para preferir o no la tarde a la maí±ana a la hora de iniciar una larga sesión de estudio? ¿La míºsica ligera te distrae o te relaja? ¿Eres de bibliotecas tranquilas pero con gente o vas a optar por la soledad de tu cuarto cuando lleguen los exámenes? ¿Para preparar los exámenes harás tests de prueba o lo confiarás todo a tu intuición? Siempre es bueno ejercitar las habilidades…

Como ves en este artí­culo no nos hemos decantado por ninguna de las técnicas y tácticas que te conducirán al aprobado, al notable, a la nota máxima, porque sencillamente nos es imposible dar a cada uno de vosotros la suya propia, la exclusiva y personalí­sima. Solamente tratamos de facilitarte los cimientos sobre los que construirás tu vida en las aulas y quizá tu edificio como persona en el futuro: unas preguntas básicas que deberí­as responderte a ti mismo a la mayor brevedad posible. ¿Estás preparado para el reto?

Por supuesto, el fallar, el equivocarse es tan parte del proceso de aprendizaje como el acertar y el lograr el éxito. De hecho, en las elecciones que te tienes que plantear te equivocarás y fallarás hasta dar con tu técnica de estudio idónea.

Si lo logras, compártenos tu comentario. Te esperamos siempre.

También podría gustarte Más del autor

2 Comentarios

  1. menphi dice

    Decision

  2. Ergotron Mexico dice

    Pues yo estudio “cuando estudio” o leo con audifonos o musica!

Los comentarios están cerrados.