Utiliza técnicas de síntesis para aprender mejor tus apuntes

Alberto es un buen alumno, sabe comportarse, entiende todo a la perfección y dispone de los materiales suficientes para cada asignatura pero, como todos los estudiantes, se ve metido en aprietos muy a menudo. Se acaba de enterar de que el próximo lunes tiene examen de Literatura, el mismo día que el global de Historia y la prueba mensual de Filosofía. Su agobio va en aumento y no para de buscar la manera de retener toda la información sin que su cabeza se convierta en un mejunje de ideas imposible de organizar.

Para que nuestro estudio resulte menos complicado y a la vez más satisfactorio, además de saber sacarle partido a nuestros apuntes realizando una lectura eficaz, resulta sumamente necesario conocer y practicar técnicas de síntesis que permitan tener claramente reflejada la información más importante del temario de forma estructurada y desechar aquella información menos relevante que no hace más que ocupar hojas y hojas. La síntesis nos ayuda a practicar lo aprendido, razonar y relacionar las ideas de forma comprensible, además de activar y ponérselo más fácil a nuestra memoria y ser el instrumento principal a la hora del repaso.

Ya os habíamos hablado de los esquemas, una de las técnicas de síntesis más utilizada, aquí mismo podréis encontrar pautas para su correcta elaboración. Además de este método, existen muchos otros que os pueden resultar igual o más útiles. A continuación os presentamos alguna de las técnicas más utilizadas:

Resumen
Es la técnica más conocida pero en la que más errores suelen cometerse. Consiste en comprimir el contenido fundamental de un texto, es el fruto de aquella información que hemos subrayado anteriormente pero ahora redactada con nuestras propias palabras.

Lo más importante es que sea breve, claro, completo, continuo, personal, integrado y fiel, y que su extensión no sobrepase el 25% del texto original.

Cuadro sinóptico o comparativo
Proporciona una visión de conjunto de un tema mediante un cuadro o tabla comparativa y relacional. Está compuesta por casillas distribuidas en filas y columnas las cuales rellenaremos con palabras breves, significativas y concretas. Su finalidad es reflejar de forma clara las diferencias que existen entre los conceptos elegidos.

Mapa conceptual
Presenta de forma explícita las relaciones más relevantes entre conceptos. No tiene una estructura rígida, simplemente basta con representar gráficamente relaciones bien establecidas. Es una red de conceptos en la que normalmente los conceptos generales se sitúan en la parte superior y posteriormente vamos ampliando el tema progresivamente hacia la parte inferior.

Mapa mental
Esta técnica integra imágenes y conceptos. Es una representación gráfica y creativa donde la información se presenta de forma creciente y organizada. Sus componentes son las ideas clave del texto a estudiar, imágenes, colores, símbolos…

Comenzamos colocando el asunto importante en el centro, a su alrededor ramificamos los principales temas relacionados, y a su vez, de estos conceptos parten imágenes representativas o palabras clave secundarias.

¿Quieres hacer tuya una materia de forma rápida y cómoda? ¿Te gustaría dominar una asignatura y no ser dominado por ella? Con nosotros puedes conseguirlo. Desde el Rincón del Vago pensamos en ti, por eso todos los días trabajamos para poner a tu disposición facilidades y estrategias para hacer del estudio una práctica divertida y motivadora. Ponte al día en nuestras novedades y demostrémosle al mundo que lo vagos también pueden aprender.

Autor: Andrea Díez

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.