La tablet como único ordenador del estudiante

¿Basta la tablet para los estudios?Leíamos hace poco un interesante artículo de Antonio Ortiz sobre el crecimiento del número de usuarios para los que el tablet basta, es decir que gestionan toda su “vida digital” y lo que ésta conlleva con un solo dispositivo capaz de realizar la mayoría de las tareas que uno tiene que realizar ante el ordenador.  Y nos preguntábamos en qué medida la tableta digital puede asumir ese patrón de dispositivo para todo en el ámbito de la educación.

Cada vez un mayor porcentaje de tiempo que dedicamos a lo digital está destinado a actividades que  se pueden realizar perfectamente en tablets tipo iPad, Nexus, Kindle Fire, Microsoft Surface  y prácticamente cada marca con la suya. Las hay de todos los rangos de tamaño de pantalla, potencial de hardware y, por supuesto, precios. No habría problema para afirmar que la tablet es un dispositivo al alcance de todos los bolsillos y para las resentidas economías de los estudiantes, si no se es demasiado exquisito con las especificaciones.

Una de las trabas más grandes a que el tablet sea el gadget único del estudiante sería la ausencia de un teclado físico. No obstante esta ausencia va siendo cubierta mediante teclados tipo Bluetooth que funcionan a la perfección como complemento. Igualmente están surgiendo tabletas y  tabletones (llamados así por su gran tamaño) que incorporan teclado separable y que convierten a la tableta en un verdadero ordenador portátil.

Otro inconveniente podría ser la multitarea que permite realizar un equipo de sobremesa o portátil y que está más forzada en las tabletas, que exigen salir o dejar en suspenso una aplicación para pasar a otra. Pero bien pensado un poco de monotarea para ejercicios básicos fomentaría mucho la productividad, evitaría mejor las distracciones. Por ejemplo, hacer una redacción, realizar la lectura de un libro. No obstante, el cambio de una aplicación de productividad a un juego está a un simple botón de distancia…

Las tablets van ganando en capacidad de disco duro y en velocidad de procesador a pasos agigantados, sin perjuicio de que no puedan llegar a mover las cifras de velocidad y rendimiento de un PC. Con muy buenas aplicaciones, además, podemos jugar con “la nube” y usar la tablet como dispositivo para gestionar todo el material escolar y tenerlo correctamente clasificado: la combinación de Dropbox y de Evernote puede ser brutal.

Nos gustaría pedir tu opinión. ¿Crees que la tablet bastaría para realizar un gran porcentaje o la mayoría de las tareas realizas de cara a tus estudios? Olvidemos ahora el ocio, los juegos, los vídeos y series, las noticias… ¿Podrías manejarte ya para las clases y los exámenes sin ordenador, para poner en orden tus apuntes y tenerlos clasificados y disponibles en cualquier lugar? ¿Te acostumbrarías a empollar en una tableta?

No olvides participar en los comentarios ;)

También podría gustarte Más del autor

1 comentario

  1. elias samuel maldonado arévalo dice

    Yo uso mucho mi tablet en el colegio, especialmente para guardar apuntes y de repente poder visualizar archivos y leer libros en ella. Y digo que es una muy buena opcion para el colegio y aparte tiene una sincronizacion muy eficaz con la que puedo tener todo en mi tablet y en mi pc.

Los comentarios están cerrados.