Lo que dijo Gabriel García Márquez de Cien Años de Soledad

50 aniversario

Gabriel García Márquez escribió Cien Años de Soledad en 18 meses en su casa de la Ciudad de México, la primera edición fue todo un éxito agotándose en sólo 15 días. Actualmente la obra ha sido traducida a poco más de 35 idiomas y ha vendido alrededor de 30 millones de ejemplares.

¡Visita El Rincón del Vago y encuentra más información de literatura! 

Pero ¿qué dijo García Márquez de Cien Años de Soledad?

-“A mis 38 años, me senté en mi máquina de escribir y empecé… eran tiempos difíciles. Durante los 18 meses que tardé en terminar el libro no gané ni un centavo, nunca supe cómo sobrevivimos, o como le hizo Mercedes (mi esposa) para que nunca nos faltara alimento.”

-“yo desde hace tiempo tenía la idea de que debía escribir una novela en la cual sucediera todo, y sabía que en ese suceder todo debía estar toda esa memoria de Aracatacas, las fantasías, las supersticiones, las angustias…”

-“Originalmente iba a ocurrir todo dentro de la casa, por eso pensé que se iba a llamar ‘La Casa’, pero rápidamente me di cuenta eso no era posible, pero si no sale de Macondo.”

-“…ese no es mi libro, mi libro es ‘El amor en los tiempos del cólera’, ‘Cien años de soledad’ es un libro mítico y yo no trato de disputarle ningún mérito, pero el primero es un libro humano con los pies sobre la tierra de lo que somos nosotros.”

-“… pensar que un millón de personas pudieran leer algo escrito en la soledad de mi cuarto parecería a todas luces una locura…”

-“Mi conclusión es que ningún crítico podrá transmitir a los lectores una visión real de ‘Cien años de soledad’ mientras no renuncie a su caparazón de pontífice y parta de la base evidente de que esa novela carece por completo de seriedad. Esto lo hice a conciencia, aburrido de tantos relatos pedantes, de tantos cuentos providenciales, de tantas novelas que no tratan de contar una historia, sino de tumbar el gobierno”.
-“Yo no reniego de ‘Cien años de soledad’. Me ocurre algo peor: la odio.”
– ¿Por qué?
-Está escrita con todos los trucos de la vida y con todos los trucos del oficio. Eso no lo ha sabido ver ningún crítico. Los críticos tratan de solemnizar y de encontrarle el pelo al huevo a una novela que dice muchas menos cosas de lo que ellos pretenden. Sus claves son simples, yo diría que elementales, con constantes guiños a mis amigos y conocidos, una complicidad que sólo ellos pueden entender.

 

¿Ya leíste Cien Años de Soledad?

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.