Simplificar es la clave para ganar la batalla a las tareas de clase

Rufo simplicando sus tareasMuchas veces nos complicamos demasiado las cosas. La vida, en general, es más sencilla de lo que parece y con un poco de pensamiento minimalista, de simplificación general de las cosas, podemos hacer que todo mejore sustancialmente.

También ocurre con nuestras tareas. Hacemos listas de tareas inacabables, largas como noches de insomnio y cuando nos ponemos a “hacer”, realmente acabamos padeciendo una especie de bloqueo porque no sabemos por dónde empezar, o por el temor a elegir mal nuestro siguiente cometido.

Simplificar tareas requiere elegir. También se es productivo eligiendo. El mejor descubrimiento que pude hacer para ser más productivo y trabajar de forma más eficiente es que soy limitado. Y dentro de mis limitaciones, saber que la energía se va agotando según va transcurriendo mi día y que rindo mucho mejor si me marco tres, sí, tan solo tres, tareas a primera hora del día, cuando mi energía es aún del ciento por cien y tengo las pilas cargadas. Entre las  aplicaciones de tareas que te recomendábamos, en este apartado destaca Hightrack: tiene un modo focus muy potente (Track) para centrarte en las tres cosas clave que has de hacer en tu día (siempre puedes elegir más, si te atreves o vas sobrado de ganas…)

Ese mismo trabajo de elegir las tres tareas que sí o sí voy a hacer en el nuevo día, lo deberíamos hacer también con todo nuestro listado de cosas por hacer para que mi semana como estudiante vaya estupendamente bien. Algún momento del fin de semana es el idóneo para esto: relajadamente seleccionas cómo va a ser tu calendario de la semana en clases, en los deberes, en tus horas de estudio en casa, priorizas tareas en función del tiempo que te tome realizarlas o la urgencia (una entrega de un trabajo con tiempo límite, etc), y, descartas.

Simplificar requiere saber eliminar. No todo es tarea. Piénsalo. Hay cosas que anotas que vas a hacer pero que luego te cuesta horrores hacer o no sabes cómo darle comienzo, o que simplemente anotaste en tu agenda no sabes muy bien por qué. Te recomiendo que seas intransigente con estas “tareas stop” paralizantes, que has anotado pero que sabes muy bien que no vas a hacer de forma inmediata, sin que se cumplan una serie de requisitos para los que aún no estás preparado, o simplemente porque dependen de otros. Haz tu lista de tareas más corta, quita sin piedad lo que no sea esencial. Las florituras déjalas para cuando tengas más tiempo.

Simplificar supone facilitar las cosas para empezar a hacer. Si lo único que has conseguido al eliminar, mezclar, editar, juntar, borrar tareas de tu lista ha sido dejarla más pequeña pero no has empezado a hacer nada, estás en las mismas que antes. El propósito de la simplicación es que te sea más fácil decidir qué es lo primero (y las dos cosas siguientes) que vas a hacer al empezar un nuevo día. Sin derrochar enegía, siendo eficientes al máximo.

Cuando se acerca el fin de curso y llegan los exámenes, nos da la acongojada impresión de que el tiempo ya no cunde como antes y que los días duran menos. Durante el curso hemos acumulado cosas para el momento final y ahora no sabemos cómo sacárnoslas de encima con eficiencia. Las “tasks” (nombre en inglés para las tareas) te tienen “atascado”. No obstante, con firmes y decididos pasos por tu parte y un poco de estrategia con tus tareas, podrás realizar un final de curso tremendamente productivo y aprovechado.

Te seguiremos contando ;)

También podría gustarte Más del autor

2 Comentarios

  1. Miguel Gosálvez Mariño dice

    Gracias por vuestra opinión constructiva y vuestros inteligentes consejos. Esta es la opinión de un empresario individual con solo dos años de experiencia pero también de un eterno estudiante.
    Tengo mil libros a medias de estudio y lectura, proyectos artísticos y comerciales en estado embrionario, una lista de tareas interminable, etc. Es un problema que arrastro desde siempre. También es cierto que avanzo, que termino cursos, que realizo trabajos y los cobro, que pago impuestos, que mi familia vive con dignidad. Pero tengo que aprender a SIMPLIFICAR para ser más competitivo.
    A veces pienso que tengo una mina de experimentos y conocimiento. Me preocupa tener tantos frentes abiertos: ilustración, publicidad, marketing 2.0, diseño gráfico, arte. Pero me veo obligado a ser polifacético. Se que debo perseverar porque nunca se sabe si a final la mina podrá ser explotada.

  2. Ergotron Mexico dice

    Aqui se podria aplicar la frase “Divide y venceras!” jaja

Los comentarios están cerrados.